En una irresistible acometida de nostalgia, quisimos recordar los primeros comerciales de Open English; los que conquistaron Latinoamérica, logrando que tanta gente se identificara con sus personajes.

¿Quién no recuerda a Wachu intentando hablar inglés con lo que aprendió en su Instituto tradicional? En el año 2008 salieron al aire por primera vez los comerciales de Open English con Wachu de protagonista. Hoy, siete años más tarde, Wachu es un nombre familiar y sinónimo de los tropiezos con los que nos topamos al decidir aprender inglés.

Vamos un rato al pasado y riámonos de nuevo con los anuncios de Open English, los clásicos…

 “El avión”, también conocido como ¡Éeexito!

De viaje a Washington a bordo de un avión y preparado para poner su inglés a la máxima prueba, Wachu se sorprende con el interés de una azafata.

 “Rechicken”

¿Se acuerdan de cuando Wachu pegaba papelitos por todas partes para aumentar su vocabulario? ¿Y cómo de repollo pasó a rechicken? ¡Este sí que es un clásico!

 Wachu de telefonista en “Call Center”

El inglés de Wachu no le alcanza ni para atender una llamada en un call center. Vea cómo se enreda y al final se convierte en «una grabación»

 “The Books are on the table”

¿Cuántas veces tuvo que repetir las mismas frases cliché en el instituto de inglés? ¿Se acuerda de ésta? : “Repeat after me: the books are on the table…”

 La entrevista (aka “I can talk Washington, too”)

Wachu no puede seguir a la par de su contrincante en una entrevista de trabajo, y hasta inventa un idioma “el Wachintón”.

 El “Coach de Futbol” como nuevo Teacher (“Hospitalization”)

El nuevo profesor de inglés de Wachu tiene un método,  digamos,  “poco ortodoxo” para enseñar a pronunciar… Míralo en acción.

 “How are you doing?”

Si se las va a dar de galán, mejor empiece por aprender inglés. Recordemos  a «Wachu galán».

 “Hip Hop English”

Este fue el lanzamiento musical de Wachu y su primer disco “en inglés“.

Definitivamente Wachu es un  personaje de carne y hueso: ¡no pega una! Sin embargo, nos hace identificarnos con él y recordarnos las ocasiones en las que también hemos sentido el ridículo.

Y es que Wachu somos todos en algún momento de la vida, quizá no con el inglés, ¿pero quién no ha dicho una tontería alguna vez? ¿Quién no ha “metido la pata”? ¿Quién no ha deseado que se lo trague la tierra en un segundo?  No tomarnos tan en serio y reírnos de nosotros mismos de vez en cuando es una manera muy saludable de vivir…

Por eso, si alguna vez tienes un mal día y quieres recuperar tu buen humor, ésta es la receta: ve a nuestro canal de YouTube y ¡disfruta!

Comentarios: