¡Play it again, Sam! ¿Cómo aprender inglés con música?

¡Play it again, Sam! ¿Cómo aprender inglés con música?

Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Te has detenido a pensar en el poder que la música tiene sobre la gente? Una simple canción que suene en la radio puede alegrar nuestro día, afectar nuestro humor, hacernos evocar un momento de nuestro pasado, o recordarnos a una persona especial…

Compañera de todas las horas; está comprobado que la música también es una herramienta increíblemente útil y eficiente en el aprendizaje del inglés – ¡Completamente relacionada con el método de Open English!

Cuando quieras y donde quieras

Solo tienes que oprimir el botón o ícono “play” en tu MP3 o celular, radio o equipo de sonido y entonces puedes escuchar tus canciones favoritas dondequiera que estés, ya sea conduciendo tu automóvil, practicando deportes o relajándote en casa. Aquellas personas que tienen dificultades en encontrar tiempo para estudiar, sigue este consejo: aprovecha el tiempo que tienes “ocupado”, por ejemplo durante el trayecto del trabajo hasta la casa, o cuando estés cocinando.

Lo mejor es que hay una infinidad de ritmos, artistas y álbumes entre los que elegir, así que será imposible aburrirte.

Profesores nativos

¿Imaginas tener a Chris Martin de Coldplay, a Taylor Swift, a Beyoncé o a Elvis como profesor? A través de la música internacional, puedes aprender más vocabulario y descubrir la forma correcta de pronunciar cada palabra. Además de entrenar la escucha (“listening”) y acostumbrar tu oído a la lengua, también tienes la oportunidad de aprender el ritmo y la cadencia del idioma, así como distinguir distintos acentos (el inglés con los Beetles o Adele; el australiano con INXS o Kylie Minogue; el sureño con cantautores del country…).

En la práctica

La música, como sucede con todas las formas de expresión artística, es un retrato del tiempo y espacio en el que se crea. Por esto, mediante la música, tienes acceso al lenguaje del día a día (que no siempre es el mismo que aprendemos en los libros), jerga, palabras menos decorosas y expresiones típicas que están directamente ligadas al contexto sociocultural del artista que las escribió. ¡Con la letra de una canción aprendes mucho más que vocabulario y gramática! Mira el ejemplo de Piano Man de Billy Joel o Sunday Bloody Sunday, de U2. Esos temas fueron inspirados en hechos reales, y a través de la letra podemos conocer un poco más sobre la historia, cultura y las tradiciones americanas, inglesas, irlandesas, etc.

Fácil y Divertido

Por tener un ritmo y una estructura repetitiva, es mucho más fácil y divertido recordar algo con la ayuda de la música. Es por eso que cuando aprendes la letra de una canción, de tanto cantarla, automáticamente se te graban las nuevas palabras y expresiones, y verás que de forma natural comenzarás a utilizarlas al conversar o escribir. Lo mismo es válido para estructuras gramaticales, tiempos verbales, preposiciones, etc. Tu oído se acostumbra al uso correcto de la forma, y esto facilita el aprendizaje natural a la hora de llevar tu inglés a la práctica.

¿Te animas a probarlo?

Comentarios: