Pocas ciudades del mundo protagonizan tantas películas, series o programas de TV, o inspiran un número tan grande de canciones célebres, como Nueva York. El escenario de la Gran Manzana (The Big Apple) con todas sus contradicciones y extremos, es un lugar que te conquista a primera vista.

A pesar de ser una isla, Manhattan también es una metrópolis con tantas facetas que conocerla totalmente es una tarea prácticamente imposible, aunque maravillosa, y no bastaría toda una vida para completarla.

Tal vez esa sea precisamente una de sus ventajas, porque te obliga a regresar para seguir conociéndola cada vez más. Cada viaje puede ser una experiencia completamente distinta, dependiendo de la época del año o del tipo de viaje que tienes en mente.

Si estás yendo por primera vez, será probablemente imposible escapar el circuito turístico: subir el Empire State Building y visitar la Estatua de la Libertad. Si estás regresando a la ciudad después de una primera visita, seguramente querrás aventurarte y descubrir barrios, restaurantes, espectáculos, parques y lo que está de moda en ese momento.

No importa qué tipo de turista eres, tenemos algo para todos. Confía en esta guía para aprovechar tu visita a Nueva York de punta a cabo, ¡a tu manera!

CUÁNDO IR

En cada época del año, la ciudad ofrece algún atractivo diferente y muy especial.

Primavera: las temperaturas comienzan a subir, así como el ánimo de los neoyorquinos, después de un largo invierno. Todos salen, por ejemplo, los bares y restaurantes instalan mesas al aire libre y en los rooftops (azoteas) de los edificios hay clases de yoga y talleres de jardinería. Otra cosa que no te puedes perder es el Jardín Botánico de Brooklyn (Brooklyn Botanic Garden) en mayo, cuando las cerezas comienzan a florecer. En mayo también hay dos grandes liquidaciones (sales): Mother´s Day y el Memorial Day. ¡Aprovecha los bajos precios de estas ventas de feriados!

Verano: Shakespeare en el parque y música al aire libre. ¿Quieres algún otro motivo para enfrentar el sol implacable del verano neoyorquino? De junio a agosto se arma un gran escenario en el Parque Central o Central Park (el “SummerStage), por donde pasan atracciones musicales de todos los géneros. Mira aquí la programación. Si lo que te apetece es esconderte del sol, aprovecha el Museum Mile Festival, que acontece en la segunda mitad de junio, cuando todos los museos de la 5ta Avenida tienen entrada gratuita y el tráfico de la calle se interrumpe para dar paso a talleres de arte, performances musicales, danzas y mucho más.

No dejes tampoco de ver lo que la ciudad reserva para la conmemoración del día nacional Independence Day.

Otoño: Además del espectáculo gratuito de poder ver el Parque Central cambiando de color, las tonalidades más bellas de naranja y amarillo, aprovecha esta época para entrar en el clima de Halloween o la Noche de Brujas! Bares, restaurantes y tienda se disfrazan con luces, telas de araña y calaveras. El 31 de octubre durante el desfile Halloween Parade, y si tienes valor, ¡únete a los citadinos y sal a la calle disfrazado, no serás el único! Si prefieres el deporte, no te pierdas el primero domingo de noviembre el New York Marathon.

Invierno: Enfrentar el viento, la nieve y las bajas temperaturas de Nueva York en invierno no es cosa de endebles, pero tiene sus recompensas. Va más allá de la mágica decoración navideña de las vitrinas de grandes tiendas, como Saks o Macy’s, y aprovecha de las dos mayores liquidaciones anuales: Black Friday, al día siguiente de Thanksgiving, y el Boxing Day, al día siguiente de Navidad. Si las compras no son tu fuerte, tal vez te atraiga más la fabulosa temporada de música tradicional en Carnegie Hall o el ballet el Cascanueces, en Lincoln Center (ideal para familias).

Para superar el frío, degusta de las 20 variedades de chocolate que se ofrecen hasta febrero en Hot Chocolate Festival en City Bakery. Y para Año Nuevo, busca el calor humano en plena multitud aglomerada en Times Square, para acompañar la afamada ceremonia de descenso de “la bola”, que marca la llegada del año nuevo.

 

5 RAZONES PARA TOMAR UN VIAJE A NEW YORK 

  1. Comer, comer, comer…

¿Perros calientes en la calle? Hace tiempo esa era la cara de la ciudad. Hoy en día hay todo tipo de golosinas y delicias que degustar en la Big Apple, además de los famosos perros calientes de carritos, incluyendo foodtrucks o quioscos que se encuentran en los barrios más transitados, o sea, por toda la ciudad. En cuanto a restaurantes, van desde los más sofisticados para presupuestos ilimitados, hasta low budget, para bolsillos menos profundos. Cada esquina de Manhattan tiene una opción para agradar tu gusto y tu presupuesto. Si quieres conocer los clásicos, visita Delmonico’s, o el restaurante más antiguo de Manhattan, o bien Russian Tea Room, P.J. Clarke’s, Zabar’s o Roberta’s. ¿Quieres revivir Sex and The City? Date una vuelta por Magnolia Bakery y prueba uno de sus cupcakes, o visita a Dylan’s Candy Bar y viaja instantáneamente al mundo de Willie Wonka. Los domingos, haz como los nativos y ¡decántate por un brunch! Las opciones son interminables. Cierra la noche con tragos en algún bar de moda o en uno tradicional como Bemelmans Bar, en el Carlyle Hotel. Si te gusta la cerveza, Birreria, en Eataly es una visita obligatoria.

  1. Puntos Turísticos

En un único viaje puedes: ver la Estatua de la Libertad (Statue of Liberty), los edificios Empire State, Chrysler o Flatiron, el Parque Central (incluyendo el monumento Imagine, a John Lennon), el Ground Zero, Manhattan Skyline, Times Square, Grand Central Station, Rockfeller Center ¡y algunos de los escenarios de tus filmes favoritos!

  1. Museos

Por el lado cultural, Nueva York tiene para todos los gustos, edades e intereses. Entre los museos más celebrados (y visitados) está The Metropolitan Museum of Art. Además de contar con una de las mayores colecciones del mundo, podrás ver un templo egipcio prácticamente intacto, una villa italiana, un jardín chino, un templo hindú y artefactos de las grandes civilizaciones orientales y occidentales de la antigüedad. Sin hablar de la colección de armas, arte medieval, bizantino, esculturas y pinturas europeas, con verdaderas joyas de Botticelli, Raphael, Leonardo, Monet, Cézanne, Van Gogh, Caravaggio, El Greco y otros maestros.

El American Museum of Natural History (Museo Americano de Historia Natural), que siempre ha sido uno de los más fascinantes para niños, ahora lo es mucho más gracias a las dos sagas del filme “A Night at the Museum” (Una noche en el museo). La gran estrella es el esqueleto T-Rex y sus compañeros jurásicos, y no dejes de ver los vestigios de los hombres de las cavernas y la réplica de la famosa Lucy, y acompañar didácticamente la evolución de nuestra y otras especies. También el planetario fascinará a todas las edades con un planetario increíble que cubre los 13,8 billones de años historia del Cosmos.

Entre la larga lista de los museos de arte, circulan los top internacionales MoMa, Guggenheim, Whitney Museum, Frick Collection, Neue Galerie y las galerías de arte concentradas en distintas partes de la ciudad, desde East Village hasta Harlem.

  1. Compras

Disney Store, Apple Store, Tiffany & Co, FAO Schwarz, Saks Fifth Avenue, Macy’s, Bergdorf Goodman, Barneys, Michael Kors, MAC, Jimmy Choo, Prada, Kate Spade, Victoria’s Secret, Sephora, GAP o Zara. Esas son apenas algunos de los nombres de casas estrellas que esperan su visita. Basta pasear por las Avenidas Madison, 5ª y 6ª e para dejarte seducir con las opciones. Si buscas gangas, ve a Century 21 o a Woodbury Premium Outlets ¡y a buscar se ha dicho!

Para los más alternativos hay boutiques y pequeñas tiendas encantadoras en toda la ciudad, pero si no quieres recorrerla toda, concéntrate en las áreas de SoHo, Greenwich Village y Chelsea. Desde vintage hasta las nuevas apuestas de la moda y accesorios artsy, encontrarás todo lo que puedas imaginar.

  1. ¡La oportunidad de toparte con alguna celebridad!

En una cola de un restaurante, caminando por la calle, paseando por Central Park, a la salida de un teatro… Si te deslumbran las estrellas, ¡Nueva York es tu sitio!

Con teatros esparcidos por toda la avenida Broadway, musicales, espectáculos de magia, shows televisivos y las mejores puestas en escenas de teatro contemporánea y tradicional, son muchas las disculpas para que grandes actores, comediantes y cantantes inunden las calles de Manhattan. Aprovecha la oportunidad y consigue un autógrafo, una foto o una sonrisa de alguna personalidad del showbiz.

ASÍ SUENA LA CIUDAD

Ahora que ya estás dentro de Nueva York, reproduce esta playlist ¡y sueña con tu viaje!

¿Quieres saber más sobre las ciudades norteamericanas? No te pierdas una clase temática de nuestra plataforma, donde estarás en contacto virtual directo con un profesor norteamericano, conociendo la cultura y la gente de EE. UU.

Comentarios: