La manera de usar ciertas expresiones coloquiales para transmitir contenido muchas veces determina el nivel de fluidez que parece tener una persona en determinada lengua, o lo que hace que su modo de hablar se perciba como “nativo”, y no suene a turista recién bajado del avión.

En consecuencia, si quieres sonar fluido cuando viajes a los Estados Unidos, por ejemplo, añade a tu diccionario y tu librito de frases básicas, algunas muletillas, que no solo te harán sonar auténtico, sino también te darán tiempo para pensar entre frases (lo que es siempre muy útil cuando no dominas del todo el idioma). Anota:

 

  • “I mean” (Quiero decir)

 

Es sumamente útil cuando te das cuenta de que no entendieron nada de lo que dijiste previamente porque te da la oportunidad de volver a formular lo que querías decir, con el valor agregado de que parecería que estás siendo generoso dando explicaciones para ayudar a tu audiencia a comprenderte. Muy utilizado en conversaciones con temas álgidos como política y religión, donde tienes que tratar de ser “políticamente correcto”.

  1. “You know?” (¿Sabes?)

No significa que tu interlocutor sepa de lo que estás hablando, ni que le estés preguntando si sabe o no. Realmente, no significa nada, pero es muy usado intercalado entre frases, así como sin querer, y te da algunos segundos para pensar lo que realmente quieres decir.

 

  • “Great!” (¡Genial!)

 

Así, con signos de exclamación. Para un hablante hispano puede sonar exagerado para calificar cosas triviales como el clima, pero en inglés casi todo puede ser great!. Si alguna vez te dicen algo con un tono más o menos festivo, pero no entiendes de qué se trata, solo di great!, con una sonrisa. Tienes un 80% de probabilidades de que tu respuesta sea coherente con lo que te dijeron. Variante: si tu interlocutor es menor de 30 años, puedes cambiar great! por cool! Mismo efecto.

 

  • “I see” (Veo/Entiendo)

 

Sumamente útil en una conversación en la que no estás entendiendo absolutamente nada, pero no quieres que nadie se dé cuenta, sobre todo tu interlocutor. El truco es el siguiente: trata de encontrar las pausas de la conversación, y cuando veas que hay segundos de silencio y la atención se centra en ti, dices “I see”, con cara de comprender todo.

  1. “I hear you” (Te escucho/ Te entiendo)

Esta es una complicada porque confunde al aprendiz de inglés. Si te la dicen en una conversación, no vayas a creer que tu interlocutor te está diciendo que te oye bien, lo cual suena rarísimo a menos que estén en un concierto de rock. Nada que ver con tu volumen de voz. Lo que te quieren decir es que sienten tu pena, son empáticos con lo que estás diciendo, se solidarizan contigo, pues.

Estas muletillas no las encontrarás  en ninguna publicación académica para aprender inglés y posiblemente en ningún texto serio, lo que en absoluto les quita validez. Vienen directamente de la experiencia con el habla real y son el tipo de contenido que te encontrarás en las clases en vivo de Open English. ¡Comienza tu curso y aprende a hablar inglés práctico desde tu primer día de clases!

Comentarios: