Si te aterra el pensamiento de tener que pronunciar una palabra en inglés delante de otras personas, no estás solo, el miedo es el inhibidor número uno que dificulta el aprendizaje rápido de un idioma y, en especial, la expresión oral en inglés.

¿Miedo a qué? Miedo a errar, a fracasar, miedo a evidenciar desconocimiento de algo, miedo a no estar “en control de la situación”…  

Cuando cometer errores al hablar en inglés te avergüenza, tu actitud defensiva te marginaliza ante el mundo en inglés y hace mucho más largo tu camino hacia el dominio de este idioma.

  • Dejas de participar en clases
  • Evitas entablar contacto con hablantes nativos
  • Te rodeas de personas que hablan tu idioma (especialmente si vives en un país de habla inglesa)
  • Te quedas en blanco cada vez que tienes que dar una respuesta oral en inglés (aunque puedas escribirla bien)

Si te encuentras en alguna (o todas) de las situaciones anteriores, este blog te va a ayudar.

La clave para salir de este círculo vicioso es cambiar tu forma de pensar: no hay por qué sentirse humillado o avergonzado si se interioriza que los errores son parte integral y necesaria del aprendizaje, sin importar nuestra edad.

En una conversación improvisamos; no estamos repitiendo frases o palabras sueltas, se requiere un grado de conocimiento y confianza (comodidad) con el idioma. Pero, hablar inglés es más que solo palabras. Una comunicación efectiva en inglés también depende de cómo te presentas, tu facilidad para dirigirte a las personas, mirarles a los ojos, tu lenguaje corporal y nivel de relajamiento.

O sea, requieres de un conocimiento básico de vocabulario y gramática elemental, así como expresiones idiomáticas que puedas usar en situaciones diarias. Naturalmente, cuando no conoces bien el idioma tiendes a estresarte en un diálogo, la conversación parece estancarse y dilatarse cuando buscas las palabras correctas y no las encuentras. Esto es una etapa perfectamente normal del aprendizaje, pero no perpetua. Si ya llevas meses estudiando inglés, sin embargo, y a pesar de que tu conocimiento escrito es aceptable, aún no puedes hablarlo, trata de relajarte y no pensar en los errores para hacerte entender mejor.

Sigue estos consejos perder la vergüenza a hablar en inglés. ¡Llénate de valor!

  1. No elijas barreras comunicativas con hablantes nativos, ¡aprovecha todo intercambio con ellos!
  2. Aprende de los errores que cometes, para que no te olvides, anótalos.
  3. Dedica tiempo a escuchar antes de hablar –escucha 1 hora cada día contenido en inglés que comprendas y sea relevante para ti, cuando lo entiendas bien, comienza a explorar temas más complejos y ajenos.
  4. Combina escuchar y leer (por ejemplo, ver películas en versión inglés original con subtítulos en español) o hacer las actividades de práctica en la plataforma de Open English
  5. Lee en voz alta TODO lo que puedas en inglés
  6. Conversa en privado (con solo un interlocutor, ve incrementando las personas a medidas q te sientas cómodo)
  7. Sal de tu zona de confort
  8. ¡Sonríe!

Pon entusiasmo, curiosidad y constancia en este cometido: never give up!

Para acceso ilimitado a clases en vivo con profesores norteamericanos y toda la gramática necesaria para dominar el inglés, inscríbete en Open English hoy mismo.

Comentarios