Ocupar los primeros puestos en el colegio, liderar actividades estudiantiles, ayudar a su equipo deportivo a ganar esas medallas que los llevarán lejos y mucho más, son metas que solo se logran por medio de tres principios fundamentales: preparación, motivación y confianza. Aprender inglés es una actividad que hace que estos tres pilares fundamentales se vuelvan más sólidos. «Dominar el inglés», automáticamente eleva su estándar de preparación y multicompetencia (según lo revela uno de los estudios analizados ver aquí), y por ende, la confianza en sí mismos. Si se tiene una buena preparación y un estándar de autoconfianza elevado, la visión del mundo y nuevas oportunidades se hace más amplia y esto genera motivación.

El mundo que nos rodea es un mundo competitivo por naturaleza, y eso hace que el deseo de superación crezca día a día. Las nuevas generaciones se ven así mismas (en su futuro) de maneras que creería, la mayoría de sus antecesores ni siquiera imaginaron a esa edad. Un niño de hoy quiere salvar el mundo, ¡cambiarlo! Inclusive pueden llegar a crear nuevas subculturas con una identidad particular como fue el caso de los Millennials.
Un niño de hoy ya no se conforma con tener un par de amigos en su misma cuadra o barrio. ¡No!, ellos se ven rodeados de amigos de diferentes países, desarrollando «grandes proyectos», lanzándose a «grandes planes» sin miedo a fracasar porque de ser el caso, esto solo los fortalecerá, aprenderán del error y se levantarán con más fuerza y experiencia para intentar de nuevo un trabajo en equipo con mejores probabilidades de éxito. La tecnología ha logrado que las fronteras de tiempo y espacio dejen de existir; con tan solo una conexión a internet, los niños de hoy pueden jugar en tiempo real «con otros niños» que se encuentran del otro lado del planeta, juegan a ganar, o en equipo a ganarle a otros niños que quieren lo mismo. Esto es fascinante y como padres no debemos temer a este fenómeno al contrario, tenemos que preparar a nuestros hijos para que lo asuman con las herramientas necesarias para triunfar en él.

Si tu hijo quiere ser jugador de fútbol, ayúdalo a que sea parte del mejor equipo. Si tu hijo/a quiere ser músico/a, ayúdalo a pertenecer a las mejores escuelas de música y darse a conocer sin miedo de enfrentar públicos desconocidos…

No tengas miedo de soñar en grande para tu hijo y mucho menos tengas miedo de que él sueñe en grande para sí mismo, muy seguramente estás incluido en esos sueños, porque eres su ejemplo, y para él o ella, eres tú «su fan más importante».
Haz que tu hijo aprenda inglés desde ya y de esta manera podrás orientarlo y ayudarlo en la búsqueda y determinación del que quizá sea su camino para el futuro.
Inscribe a tu hijo hoy en Open English Junior el nuevo curso de inglés para niños online que piensa en su futuro. ¡Él te lo agradecerá!