Desde 2008, Open English ha llegado a la casa de muchos latinoamericanos desde México hasta la Patagonia por medio de sus virales comerciales televisivos. En este tiempo, la figura de Andrés Moreno se ha perfilado como un referente de emprendimiento latinoamericano, ejemplo motivacional para toda la región de que es posible alcanzar nuestros sueños, sin importar nuestra proveniencia, y de que es posible pasar de una empresa startup de $700 a $300 millones de dólares.

El pasado jueves, Open English celebró en sus oficinas principales de Miami el lanzamiento de la marca en el mercado hispano de EE. UU. El Miami Herald recogió el evento en un artículo reciente, ofreciendo una mirada al panorama estadounidense para latinoamericanos que residen en el país:

Open English anunció el jueves su expansión oficial en EE. UU., trayendo su modelo instructivo asequible (…) a los hispanos de toda la nación. El lanzamiento, que se iniciará de inmediato en Miami y más adelante será introducido a otras ciudades estadounidenses, será apoyado por una campaña nacional de publicidad y mercadeo.

‘Ya hemos tenido este crecimiento orgánico aquí, por lo que fue fácil para nosotros decidirnos a hacerlo nuestro próximo gran mercado para Open English. También nos hemos dado cuenta de que la necesidad fundamental de aprender inglés y tener éxito (y el inglés es una herramienta para el éxito) es similar a cuando vives en Colombia, Brasil, Argentina o en una ciudad como Miami o Los Ángeles’ comentó Andrés Moreno, fundador y presidente ejecutivo de Open English en un evento de lanzamiento el jueves en las oficinas principales de la empresa en Coconut Grove. ‘Este es el momento que hemos estado esperando desde hace mucho tiempo’.

Afirmó que las cifras también son contundentes: Según Brookings Institution, en Estados Unidos casi una de 10 personas adultas en edad laboral – 19.2 millones de personas entre 16 y 64 años – se considera tiene un nivel de dominio del inglés limitado. Dos tercios de esta población habla español y la vasta mayoría son inmigrantes. Y según Pew Hispanic Center, 68 porciento de los adultos inmigrantes hispanos dicen no hablar inglés en absoluto o no hablarlo muy bien. (…)

Moreno declaró que el lanzamiento dentro del Mercado estadounidense es también satisfactorio a nivel personal, porque el país le ha abierto los brazos.(…)

La idea de Open English surgió en Venezuela y fue exportada desde Caracas a Silicon Valley. En esa época Moreno comenzó a recaudar fondos que llegaron a los $120 millones con la última ronda de financiamiento, de los cuales $100 millones fueron recaudados desde la base de Miami. Hoy, la empresa cuenta con más de 1500 empleados y contratistas y se halla en el umbral de su próximo crecimiento exponencial.

Lee todo el artículo en inglés aquí.

Comentarios