Las cifras lo dicen: 339 millones de personas hablan inglés, ocupando el tercer lugar como el idioma más hablado en el mundo y liderando la lista del preferido como segunda o tercera lengua (fuente Portafolio). ¿Por qué? Sencillo, el inglés domina la economía, los negocios, el entretenimiento y básicamente el mundo entero. De ahí la importancia de aprender este idioma para desarrollarse tanto profesional como personalmente.

En el momento de abordar el aprendizaje de un nuevo idioma se enfrentan varios desafíos como: la dificultad para comprender la gramática, no entender los significados de ciertas palabras, los desafíos al pronunciar, etc. Sin embargo existe una equivocación muy común que los hispanoparlantes cometen a la hora de aprender inglés y es pensar en español. Esto no solo entorpece el proceso de aprendizaje sino que hará que se estanque y generen más confusiones.

En primer lugar hay que tener en cuenta que el inglés y el español son idiomas muy diferentes. El inglés se deriva de las lenguas germánicas mientras que el español viene del latín, y aunque en el español se pueden encontrar similitudes gramaticales y en sonidos con el francés, italiano y portugués; el inglés resulta ser un idioma completamente diferente.

Al aprender un nuevo idioma se debe empezar de ceros y evitar al máximo pensar en español. Preguntar cosas como la traducción de una palabra o término o hablar español con los profesores solo crea mayores confusiones, interrumpiendo el proceso natural de aprendizaje.

Aunque sea un reto olvidarse del idioma natal y dejar de lado el español en el momento en el que se está aprendiendo inglés, no es algo imposible. Estas son algunas formas en las que Open English te puede ayudar:

  • Profesores nativos: Esto representa la oportunidad perfecta para que aprendas a pronunciar las palabras adecuadamente al tiempo que aprendemos nuevo vocabulario, gramática y exploras este nuevo idioma.
  • Los cursos online: Los cursos virtuales de inglés ofrecen una gran ventaja y es la posibilidad de acceder a ellos desde cualquier lugar con una conexión a internet y en cualquier momento del día, perfecto para que programes tus clases en el momento que sea más conveniente.
  • Material multimedia 100% en inglés: Películas con subtítulos en inglés, canciones, libros, videos de youtube, tu serie favorita, al ver todo este material en inglés comenzarás a programar tu cerebro y entrenar tus oídos para el nuevo idioma que estás aprendiendo.

Sumérgete en el idioma y la cultura. La práctica hace al maestro y entre más practiques y más herramientas audiovisuales tengas a tu disposición puedes entrenar en temas como gramática, audio y pronunciación. Conocer de cerca la cultura familiarizado con la música, las películas e incluso algunas festividades típicas como Thanksgiving, contribuirán positivamente a tu proceso.

Recuerda que inglés es el idioma universal y aprenderlo traerá enormes beneficios a tu vida. Te ampliará tus horizontes, te permitirá viajar a nuevos lugares e incluso mejorará tu perfil profesional. Así que no te quedes atrás e intenta aprender este maravilloso idioma.

Comentarios