Mucho se habla de los líderes, técnicamente aquellos personajes que cumplen el rol de guía o jefe de un grupo, en otra palabras, quienes llevan la voz de mando.

De acuerdo a su personalidad, experiencia o inexperiencia, y a la “cultura de la empresa” en donde desempeñan su cargo, los jefes desarrollan estilos particulares inherentes a sí mismos. Son evaluados desde dos frentes: a nivel empresarial según su cumplimiento de objetivos y, a nivel de grupo donde resalta su excelencia o carencia de liderazgo.

Independientemente del tamaño de la compañía o el tipo de actividad productiva, es muy importante tener claro el perfil gerencial que la debe liderar, generando criterios y parámetros que minimicen el riesgo en la contratación.

El comportamiento empresarial interno y externo, así como del mercado, ha evolucionado a pasos agigantados, afectado por los planos tecnológicos, competencias profesionales, etc., por lo que es fácil definir 5 características que definitivamente un jefe “no debe poseer”:

  1. Desconocimiento del lenguaje universal

Un jefe tiene que garantizar tanto a la empresa como a su grupo a cargo, la habilidad de comunicación y entendimiento de información por lo que por obligación, tiene que tener dominio del idioma universal de los negocios, “el idioma inglés” de lo contrario, tendrá casi asegurada su salida, será solo cuestión de tiempo.

Hablar inglés garantiza a la compañía el criterio para la detección de nuevas oportunidades y/o talentos o descarte de lo que no sea funcional para la misma sin tener que pasar por el periodo de prueba minimizando riesgos. En otras palabras, amplía las posibilidades, visión y “olfato” empresarial. Por otro lado, en un jefe que domina el idioma inglés se ve a un profesional preocupado por tener una preparación íntegra, refleja a una persona que se preocupa por ir un paso más allá.

  1. Las emociones personales priman sobre el comportamiento profesional

Esta característica se atribuye en gran medida a la falta de experiencia y profesionalismo. Como consecuencia, este jefe da una serie de pasos en falso que casi nunca tienen marcha atrás.

  1. Desconocer el trabajo en equipo

Un jefe que desconoce el trabajo en equipo, descalifica el trabajo de los demás, también siente un profundo temor a delegar, no confía en nadie, cohibiendo a su equipo de aportar ideas y/o procedimientos que aporten a la compañía. Un jefe con esta característica por lo general no conoce sobre el reconocimiento, solo sobre opresión.

  1. No planea y es una fuga de energía permanente

Son jefes que viven el día a día, sin un plan, sin prioridades y en constantes desgastes de energía en tareas o asuntos que no representan mayor aporte para los objetivos de la compañía y/o miembros de su equipo.

  1. La ética personal y profesional no hacen parte de su vocabulario

Para este tipo de jefes el fin justifica los medios, tratan de alcanzar sus metas sin importar la forma y a quien se lleven por delante. Por lo general sus prioridades personales priman sobre las empresariales, les encanta el protagonismo y reconocimiento público. Tratan de sobresalir desprestigiando y señalando a otros miembros del entorno empresarial (interno y/o externo).

La falta de preparación, vacíos internos, inseguridades personales y profesionales y otra serie de patrones psicológicos son la piedra angular en la mala formación de un jefe.

Desde mi punto de vista es más fácil ser un buen jefe, solo hace falta una completa y congruente preparación personal y profesional; cuando eres un buen jefe, un buen líder, te ganas el respeto de tu equipo de manera natural, todos incluyendo “el jefe” trabajarán por vocación y pasión más que por obligación o cohesión, los resultados saltarán a la vista, el clima organizacional será ameno y la rotación de personal mínima, disminuirá la cantidad de problemas y el resultado se verá  reflejado en la caja registradora de la empresa.

Ahora, si en este momento te encuentras por debajo de la línea de un “mal jefe”, recuerda que siempre hay una opción, prepárate intelectualmente, conviértete en la mejor versión profesional de ti mismo y te aseguro que en un abrir y cerrar de ojos tu “superación” te llevará a la parte posterior de la línea.

 

Tu opinión nos importa,

Estamos seguros que tienes algo que decir sobre este tema, compártelo con nosotros.