En español utilizamos la misma palabra para reflejar dolor y eso casi “me duele”. Sin importar cuánto nos duela decimos “Me duele el estómago”, “Me duele la cabeza”, “Me duele el pie”. Sin embargo, esto no sucede en el idioma inglés, conocido por tener verbos y conjugaciones específicas para cada cosa o sensación, y donde el dolor no es la excepción.

Hurt, Ache, Pain y Sore

El inglés es catalogado como una lengua indoeuropea del grupo germánico occidental que durante su formación recibió influencias inicialmente vikingas y posteriormente del francés, además gran parte de su léxico actual ha sido reelaborado con cultismos etimológicos del latín.

En inglés generalmente se usan 3 verbos y un adjetivo para referirse al dolor:

Hurt:  Este es el verbo más genérico y expresa un dolor físico o emocional, generalmente intenso. Es un verbo intransitivo y transitivo. Hurt significa propiamente “doler”, “lastimar” o “herir”. Además, hurt podría ser catalogado cómo la expresión “comodín” porque se ajusta a distintos niveles de dolor. Además, es fácil de conjugar debido a que siempre queda de la misma forma, indiferentemente del tiempo en el que sea conjugado (presente, futuro, pasado o participio).

Ejemplos:

  • My finger hurts: Me duele mi dedo.
  • You hurt my feelings: Tú heriste mis sentimientos.

Ache: expresa un malestar o incomodidad que permanece por un tiempo, pero de forma leve y que incluso podría ser ignorable. Muchas veces se utiliza como sufijo para una parte específica del cuerpo:

Ejemplos:

  •  Tengo dolor de cabeza (headache) o de estómago (stomachache).
  • She complained of an ache in her shoulder which kept her awake at night.

Pain: si lo situamos en una escala de dolor, pain se encuentra un escalón por encima de ache. Es un poco más fuerte, repentino y más difícil de ignorar. Se utiliza normalmente para referirse a daños inesperados, como una cortada repentina o un golpe.

Ejemplos

  • She feels pain on her hand.
  •  I had pain in my leg before.

Sore: se refiere normalmente a una irritación o inflamación.

Ejemplos: 

  • I have a sore throat. Tengo la garganta irritada.
  • We have sores on our hands.

Estas serían las formas básicas para que puedas expresar en inglés distintos tipos y niveles de dolores, memorízalas porque nunca se sabe cuándo necesites utilizarlas.

Si quieres seguir mejorando tu inglés, te invitamos a que te registres en Open English, donde puedes seleccionar entre clases en línea de grupos o privadas, impartidas por profesores norteamericanos las 24/7.