La infancia, juventud y adolescencia, son periodos altamente vulnerables de los seres humanos; son periodos de pleno desarrollo físico, mental y de personalidad. Es durante la infancia, en donde la responsabilidad sobre lo qué “es o no” apropiado para niños, recae en los adultos, y su protección encabeza la lista de cuidados y derechos.

Hoy, nada llama más la atención que ver la facilidad con la que los niños desde muy corta edad manipulan los dispositivos tecnológicos, computadores, tablets, celulares inteligentes, etc., es como si ellos mismos nacieran con un chip incorporado con el que no necesitan siquiera ojear el instructivo de uso; ellos, literalmente te dejan con la boca abierta ante tal demostración de auténtica y genuina inteligencia.

Por otro lado, tenemos internet, a la que podemos llamar como una herramienta magnífica, si es utilizada apropiadamente; para nadie es un secreto que puede llegar a ser una herramienta de doble filo. Internet es como una puerta abierta “a todo”; cualquier tipo de información, buena o mala, la encuentras en internet. Para lo que sea que necesitemos, existen páginas maravillosas de tremenda utilidad y aporte, desafortunadamente existe el lado oscuro de la moneda, un lado al que también se puede tener acceso, y es aquí en donde es de extrema importancia la protección de nuestros niños, ya que ellos son unos mini-genios que desbordan curiosidad.

Según el artículo: ¿Supervisar o restringir? Cómo educar a tu hijo en el uso de las nuevas tecnologías, del portal en internet ElMundo.es: “un 64,2% de los niños de entre 4 y 13 años entra en internet desde todo tipo de dispositivos, según los datos de la segunda oleada del Estudio General de Medios (EGM) presentado por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación. En su primera edición, hace sólo cinco años, el porcentaje se situaba en un 57,4%, casi siete puntos menos.”

Entonces, ¿cómo podemos proteger a nuestros niños sobre el contenido al que acceden a internet? ¿Qué contenido es apropiado para ellos? ¿Cómo podemos obtener el mayor provecho de internet en la formación y tiempo libre de nuestros niños? Surge una lista interminable de preguntas en torno a cómo manejar este tema.

La base fundamental, se encuentra en la formación y confianza que le des a tus hijos. Háblales, hazles comprender lo que es bueno y no para ellos. El mejor blindaje que les puedes proporcionar, es la confianza que depositan en ti.

Y sigue estos consejos que también te serán de utilidad:

  • Adecúa un horario y un ambiente visible, en donde tu hijo pueda acceder a internet “bajo tu supervisión”, aunque él no lo perciba.
  • Para poder controlar “algo”, debes conocer sobre el tema, así que explora y entérate cómo funciona no solo internet sino las páginas de interés de tu hijo, ¿cuál es el tipo de contenido que le gusta?
  • Genera conciencia en ellos sobre los peligros de proporcionar información personal en internet.
  • Aunque sea un tema un poco complejo, es de vital importancia que sepa sobre la legalidad, y responsabilidad del uso de internet.

Aprovecha su gusto por la tecnología y haz que emplee su tiempo en ella, en páginas que le aporten; por ejemplo páginas educativas como la del curso de inglés para niños de Open English Junior, una página en donde aprende inglés mientras se divierte.

Artículos relacionados:

👉🏻 Open English Junior, el curso de inglés por internet para niños más divertido

👉🏻 Clases de inglés para niños con las que tu hijo realmente aprende

👉🏻 6 actividades para niños entre los 8 y 14 años, ¡en internet!

👉🏻 Juegos para niños con los que pueden reforzar su inglés

Comentarios