Desde la década de los 80, cuando IBM creó la computadora para uso personal y Apple la hizo más accesible con la célebre Mactintosh, hemos visto que la tecnología ha evolucionado de una manera tan vertiginosa, que difícilmente el “ciudadano de a pie” puede estar al día con lo nuevo que surge cada minuto.

Es claro que la evolución de la tecnología en todos los ámbitos humanos ha hecho que la manera de vivir cambie sustancialmente, y en la inmensa mayoría de los casos, ha traído consigo una mejor calidad de vida.

  1. Las “diligencias” o “vueltas” ahora son en línea

Vamos al caso de las transacciones bancarias o comerciales, por ejemplo; solo imaginen (o recuerden algunos) que hace unos 30 años, para hacer un depósito modesto en un banco, o retirar algo de dinero para el fin de semana, había que ¡ir al banco personalmente! Ahora parece absurdo no poder hacer todo tipo de transacciones en línea, pero hasta hace un par de generaciones, el día se iba dando vueltas en la ciudad, entre ir al banco, pagar la electricidad, pagar el teléfono, la tarjeta de crédito etc., etc. Incluso los cajeros automáticos que se popularizaron en los 90 parecían el ¡summum tecnológico y de allí “no se podía inventar más”!

  1. Se trabaja sin salir de casa

Y hablando de tiempo invertido inútilmente, hasta hace muy poco, en las ciudades congestionadas, un empleado podía fácilmente invertir un par de horas de ida y otro par de regreso para trabajar en una oficina….cuatro horas del día, totalmente muertas….un medio tiempo no aprovechado. Las herramientas de colaboración que existen actualmente para el ámbito laboral permiten que se pueda trabajar desde donde resulte más eficiente, tanto para el empleado como para la empresa.

Comenzando con las teleconferencias que permitieron la conexión entre oficinas de distintos lugares, hasta la versión sofisticada de las telepresencias, que pueden hospedar reuniones entre varios puntos del planeta con una experiencia que resulta casi igual a la presencial. Y a nivel individual, ¿por qué ir a una oficina cuando existen Skype, GoToWebinar, Gloogle Hangout, Webex y tantos otros software? El salto en productividad laboral ha sido cuántico, realmente.

  1. Se estudia dónde y cuándo la persona quiera

Éste es exactamente el mismo caso con la educación, sobre todo la educación superior, cuando el estudiante ya trabaja y dispone de poco tiempo para trasladarse a un salón de clases. La evolución de las plataformas de aprendizaje ha hecho que la experiencia virtual sea tan eficiente como la presencial. Juegos, simulaciones, chats, videos tutoriales, experiencias interactivas de todo tipo son nuevas maneras de aprender, y demuestran que la educación en línea llegó para quedarse. La mejor prueba de esto es el propio Open English, que revolucionó la manera de aprender inglés en América Latina con cursos online.

Yendo a otra modalidad de estudio, instituciones prestigiosas de educación presencial, como Harvard o el MIT han popularizado las MOOCs, que son clases en línea, masivas y abiertas que los estudiantes toman de manera gratuita desde su casa o su oficina, y que tienen reconocimiento académico.

  1. Los servicios de salud se desplazan a los hogares

El área de la salud también se ha beneficiado enormemente con la evolución tecnológica, mejorando procedimientos médicos de detección de dolencias con el MRI, o el CATScan, de intervención quirúrgica, como el trasplante de órganos, o de ingeniería genética, con la polémica intervención en el DNA. Para entrar en un área menos debatida, gracias a la tecnología, en zonas rurales de Latinoamérica ha sido posible dar acceso a tratamientos de salud de primer mundo con la evolución de la telemedicina, o la tecnología que permite que pacientes que no pueden llegar a las clínicas ubicadas en las grandes ciudades (por la distancia, el costo o por imposibilidad de movimiento) reciban el diagnóstico y tratamiento médico adecuado conectando áreas rurales con centros de salud de calidad mundial.

Y no tan lejos del tema de la salud, están los llamados wearables, o tecnología “para ponerse o vestirse”, bien sea en muñequeras o en plantillas de zapatos, que permiten hacerle seguimiento a las pulsaciones del corazón,  las calorías consumidas, el tiempo invertido en ejercicio físico y muchos otros datos relacionados con la salud del deportista.

Uno de los últimos avances en esta área es el mecanismo que controla el dolor crónico mediante el envío de corrientes eléctricas a los neurotransmisores del cuerpo, en un dispositivo que resulta casi imperceptible al ojo humano.

  1. Estamos interconectados las 24 horas del día

Las áreas de la comunicación personal y el entretenimiento son posiblemente las que mayores muestras visibles de evolución tecnológica ofrezcan, porque impactan el estilo de vida de manera directa e inmediata. Desde relaciones interpersonales entre la propia familia hasta el contacto con personas que de ninguna otra manera hubiéramos conocido, ya sea por medio de chatrooms con afinidades similares o por “networking”. El mundo online ha cambiado la forma de hacer amistades y hasta el concepto propio de amistad. Palabra calve: Facebook. Recientemente, esta empresa anunció que llegó a los mil millones de usuarios conectados en un solo día.

Hoy es tal el nivel de apego a estar “conectados”, que familias y escuelas se han visto en la necesidad de decretar horas “offline” al día, e incluso crear campamento especiales, para preservar la comunicación interpersonal y con la naturaleza.

Y para continuar la conversación, toma este Quiz de personalidad para comprobar qué tanto te agradan estos cambios que la tecnología ha implementado en nuestras vidas.

¡Cuéntanos el resultado!

Comentarios