A medida que el esquema corporativo tradicional deja de ser interesante y satisfactorio para la fuerza laboral joven, el emprendimiento cobra más fuerza y prosperan las pequeñas empresas, que se adaptan más a las exigencias de libertad, estabilidad, creatividad y flexibilidad de los tiempos.

Para ser exitosos en grande, sin embargo, hay que tener cierta rigurosidad profesional. Van algunos consejos para ayudarte en el camino al éxito:

  1. Haz lo que te gusta

Sigue tu pasión. El emprendimiento es un camino exigente que podrás transitar solo si realmente amas lo que haces. Las ideas “tibias” no suelen darte suficiente gasolina. Emprende con la idea que te apasione, con lo que sabes hacer y quieres seguir haciendo por mucho tiempo.

  1. Determina la ventaja competitiva de tu producto o servicioblog

Esta es la verdadera “prueba del ácido” para tu idea. Pregúntate qué problema viene a solucionar tu producto o servicio, por qué razón alguien lo compraría, qué beneficios obtendría que no pueda conseguir en ninguna otra parte. Así sabes si tu producto tiene o no vida en el mercado.

  1. Cree en tu producto o servicio

Es la única manera de venderlo. Ya pasó la “prueba del ácido“, así que sabes con certeza que tiene posibilidades de éxito. Cuando realmente estás convencido de que lo que ofreces al mundo agrega valor, estarás mucho más motivado y comprometido con tu empresa.

  1. Ten un Plan de Negocio

La pasión te dará la energía para empezar, pero la planificación te dará la estrategia y los recursos para rematar la faena. Tu plan de negocios debe establecer qué tipo de empresa tienes y en qué industria operas; los objetivos de negocio, la misión, fortalezas, nicho de mercado, estrategia de ventas, y análisis de la competencia, etc. El objetivo es que te sirva para implementar tu idea de una manera organizada. Si quieres ver formatos pre- hechos de plan, aquí hay útiles sugerencias.

  1. Maneja tu dinero sabiamente

El Plan de negocio será fundamental aquí, porque te guiará en el manejo de tus activos (el dinero que recibes de tus ventas) y tus pasivos (los gastos que tienes para poder operar el negocio). Debes saber administrar tus ingresos para comprar inventario, pagar servicios y nómina, hacer mercadeo, adquirir equipo, y tener un buen margen de ganancia.

Como puedes ver, el secreto está en la combinación adecuada de pasión y razón. Asegúrate de además contar con la idea, la perseverancia y las cualidades idóneas, debes prepararte con toda la capacitación que pueda llevarte al éxito. Sin duda, el dominio del idioma inglés entra dentro de esas habilidades que pueden potenciar tu triunfo. No esperes para poner en marcha tu aprendizaje de inglés, tengas o no conocimientos previos de inglés.


 

Lecturas Relacionadas:

Caracterísicas del emprendedor exitoso

Cómo convertir tu idea en una empresa exitosa I y II.

Post a comment