Estudiar en línea es un fenómeno relativamente reciente, y en franco crecimiento. Las universidades en línea, los cursos técnicos y las especializaciones online están ocupando el espacio del estudio presencial. Junto con el desarrollo del currículo para el e-learning, los profesores se han enfocado en guiar a los estudiantes en esta nueva modalidad de estudio, que es más eficiente, pero que requiere una mejor planificación personal.

Van unos cuantos consejos:

  1. Planifica tu estudio

Familiarízate con lo que vas a estudiar. Navega en la plataforma de aprendizaje para que tengas una idea de la cantidad de información que debes procesar, el nivel de complejidad de los ejercicios y los recursos de aprendizaje de los que dispones. Con base a esta información adjudícale al estudio tiempo determinado. Lo importante es que respetes el horario que estableciste para que evites que se te acumule el contenido.

  1. Repasa lo aprendido

Es mucho más fácil aprender un contenido cuando, una vez que lo has estudiado por primera vez, lo repasas varias veces más. Esto permite que el contenido esté fresco en la memoria cada vez que lo necesites.

  1. Estudia en el lugar donde rindas más

Escoge uno o dos lugares que identifiques con tu área de estudio para que mente y cuerpo se acostumbren a que cuando entras en ese espacio, es tiempo de estudio.

  1. Evita el multitasking

No caigas en la tentación de atender otras cosas en tu tiempo de estudio. No estás haciendo muchas cosas a la vez, sino un poco de cada una, sin el 100% de tus capacidades.

  1. Descansa

Parece contradictorio, pero rindes mucho más si estás descansado y alerta. Encuentra un equilibrio entre el tiempo que le dedicas a estudiar y el que dedicas a descansar.

Recuerda: es mucho más importante la calidad del tiempo de estudio que la cantidad de horas que le dediques.

¿Qué otros consejos deseas compartir? Cuéntanos aquí o en la plataforma de estudio.